Tienda de Antiguedades en Manila Ofrece un Toque de Moda

¿Comprar artículos nuevos o invertir en antigüedades? La respuesta para esta pregunta es fácil y rápida para los compradores, ya que la gran mayoría prefiere comprar cosas

 

nuevas. Sin embargo,  existe una variada cantidad de tiendas en Medellín que se encargan de proveer para aquellos entusiastas de las antigüedades.

 

Manila El Poblado Antique Store owners

Duenas Martha Martinez y Carmenza Echeverri

Para los dueños de estas tiendas – y sus clientes-, las antigüedades son trabajos manufacturados con amor. “Hay un comprador para toda clase de antigüedades” afirma Carmenza Echeverri, la copropietaria de Antigüedades Santa Clara, una tienda ubicada en la sección de Manila en el barrio El Poblado.

Manila, para resaltar, es un barrio ubicado con cercanía al Parque Lleras y queda al otro lado de la avenida El Poblado. Considerado como un barrio con futuro prometedor, tiene una zona de restaurantes muy atractiva para el público.  Según uno de los ciudadanos residentes, el mercado de  la finca raíz ha aumentado rápidamente en esta área: una casa de 250 metros cuadrados se ha vendido por $410.000.000 en la última semana de Enero.

Echeverri y su compañera (y a la vez cuñada)  han administrado esta tienda de antigüedades en Manila por dos años. Ambas unieron sus fuerzas para abrir esta tienda, teniendo en cuenta que han estado en el negocio de las antigüedades por 30 años.

En la sala de exposiciones se pueden observar diferentes tipos de mercancía: mesas de comedor, sillas, sofás, armarios, lámparas, cuadros y estatuas. Las dueñas explican que aproximadamente el 90 % de estos artículos son calificados como antigüedades provenientes de Colombia. Aunque la gran mayoría de estos pertenecen a las dueñas, algunos de estos artículos se venden por consignación.

¿Cuál es el articulo más popular para vender?  Realmente no existe una respuesta concreta. Considerando que los compradores tienen gustos variados, los clientes buscan artículos decorativos que resalten  en su hogar, afirman  las dueñas. No obstante, hay veces que buscan muebles, ya sea un sillón o un sofá. Siempre depende en lo que el cliente este buscando y lo que quiera comprar.

Según Echeverri, ella y su compañera han podido establecer una clientela estable a través de los años. Han tenido la posibilidad de establecer relaciones con sus clientes hasta el punto de entender sus gustos y agrados. Algunos clientes ven la posibilidad de coleccionar antigüedades y piezas únicas como un pasatiempo, afirman.

“Generalmente, la persona que compra antigüedades lo hace porque esta apasionada por ellas; por tanto, visitan frecuentemente la tienda para aumentar su colección”, agrega Martínez. 

Mientras que los muebles en su tienda han  aguantado la prueba del tiempo, las compañeras creen que aquellos que son manufacturados hoy en día no lo harán. Según ellas, los muebles contemporáneos no son fabricados para que sean duraderos ya que son hechos con un material diferente: aserrín prensado. Al compararlos con los muebles antiguos, estos son hechos con madera de calidad, la cual asegura su durabilidad.

En adición, la destreza artesanal de antaño ya no existe hoy en día. Irónicamente, los muebles hechos con aserrín prensado han bajado los precios de las antigüedades, ya que  las tiendas venden sus muebles nuevos por precios más baratos. Esta es una de las razones por las cuales Echeverri y Martínez creen que las antigüedades ofrecen un excelente valor al momento de tenerlas.



Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather

Leave a reply